fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Mujer que raptó bebé en Cúcuta tenía intenciones de venderlo

Judicial

Mujer que raptó bebé en Cúcuta tenía intenciones de venderlo

Según indicaron las autoridades, la mujer tenía la intención de vender al bebé para sacarlo del país, se presume que sería por Venezuela. Ella también pensaba huir por el vecino país pero fue capturada en el barrio Altos de Betania de Bucaramanga.

Luego de 16 días de haber sido hallado abandonando en Bucaramanga el bebé secuestrado en Cúcuta-Norte de Santander, Liliana Molina, la señalada responsable de su secuestro, fue capturada por el Gaula de la Policía.

Fue precisamente en la capital santandereana donde los agentes lograron interceptar a la mujer de 38 años cuando se escondía en un apartamento, en el barrio Altos de Betania, al norte de la ciudad.

El viernes se efectuó su captura por orden judicial emanada por una dirección de Fiscalía de Cúcuta, para que responda por el delito de secuestro simple. La detuvieron antes de que pudiera escapar para Venezuela.

“De acuerdo con las labores de inteligencia realizadas, al notar que ya no tenía escapatoria, la presunta secuestradora pretendía huir del país en las próximas horas. Finalmente, fue ubicada en el barrio Altos de Betania de Bucaramanga, donde se llevó a cabo un allanamiento que permitió su detención”, sostuvo el coronel Gelber Hernando Cortés Rueda, director del GAULA de la Policía Nacional.

Las autoridades confirmaron que la mujer no actuó sola, están en la búsqueda de otras personas involucradas en el secuestro y comercialización del menor.

Quería vender el bebé

Según las investigaciones de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, la mujer se robó al bebé, de apenas 29 días de nacido, con la intención de venderlo para ser sacado del país. Se presume que sería por Venezuela, pero se desconoce el destino final a donde pensaban llevarse al pequeño.

Una vez cometido el plagio, bastaron dos días para que fuera rescatado sano y salvo. La raptora tomó un bus con destino a Bucaramanga y al sentirse perseguida por las autoridades, decidió abandonar al infante en una caja de cartón en una zona inhóspita del barrio Colorados.

Un taxista que se desplazaba por el sector se detuvo al escuchar el agudo llanto de un bebé. Al prestar más atención al inusual ruido, se percató de que provenía de una caja de cartón tirada en un andén.

Estremecido por saber qué había dentro, se acercó hasta la caja. Quedó atónito cuando vio que era un indefenso bebé, desprotegido y abandonado a su suerte.

La criatura fue ingresada al Hospital del Norte, por fortuna solo sufrió una leve deshidratación pero su estado de salud era estable. Al siguiente día su progenitora recobró el alivio y pudo sostener de nuevo a su bebé en brazos.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Seguir leyendo
Publicidad
También te podría interesar...

Más de Judicial

Arriba