Publicidad

Un muerto y un herido dejó ataque a bala en el barrio Gaitán

Aunque los familiares del ahora occiso aseguran que había cambiado y que estaba ‘juicioso’, algunas personas se atreven a señalar que seguía en ‘malos pasos’ y que hasta cargaba con un muerto en ‘su espalda’
Giovanní falleció en cuestión de segundos. Fue un ataque certero.

En menos de 24 horas, el barrio Gaitán se convirtió en escenario del segundo ataque a bala en Bucaramanga, muy cerca de La Gloria.
Giovanni Niño Serrano, de 28 años, no terminaba de desayunar cuando fue sorprendido por un sicario que le disparó directo a la cabeza.
Ninguno de sus acompañantes alcanzó a reaccionar. Alias el ‘Tuerto’, como era conocida la víctima, se desgonzó, cayó al piso y dejó de respirar de inmediato.
Testigos aseguran que el asesino llegó en una moto, otros dicen que llegó en un taxi. Lo ínico cierto es que luego de cumplir su misión, huyó con rumbo desconocido; sin embargo, algunos de los residentes ya lo tendrían identificado, pues conocían las rencillas entre estos dos sujetos.
Sería alias ‘Mirringa’ el responsable de este homicidio así como de herir en un pie a Jorge Mauricio Fuentes Rojas, de 27 años, ‘compiche’ de Niño Serrano.

A plena luz del día
Giovanni estaba en la esquina de la carrera 9 con calle 17 en compañía de otros tres sujetos. Compraron tamales, hablaban y comían. Eran las 10:20 cuando llegó aquel desconocido armado y atacó.
Los tiros alertaron a los vecinos, quienes se mostraron preocupados; aseguran que con esta muerte se podría desatar una ‘guerra sangrienta’ entre parches de la zona.
“Se va a armar. Se va a volver mera candela el Gaitán”, manifestaron algunos en tono de miedo.
Alias el ‘Tuerto’ y alias ‘Mirringa’ serían enemigos de tiempo atrás y ya tendrían una ‘pelea cazada’. Esta no era la primera vez que atentaban contra la familia de Giovanni.
Hace dos años el mismo “Miringa” habría asesinado a uno de los primos de el ‘Tuerto’. Ambos, al parecer, son reconocidos en el sector, por hechos delictivos.
Aunque los familiares del ahora occiso aseguran que había cambiado y que estaba ‘juicioso’, algunas personas se atreven a señalar que seguía en ‘malos pasos’ y que hasta cargaba con un muerto en ‘su espalda’. Dicen que cobraba ‘vacunas’ a los establecimientos comerciales. Un posible ajuste de cuentas serían las causas por las que ‘Mirringa’ lo asesinó.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,500SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad