fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Habría asesinado a un joven por robarle la moto, en Girón

Los criminalistas de la Sijin estuvieron toda la noche en la vivienda de la carrera 16C inspeccionando en busca de evidencias después de capturar al sospechoso de homicidio así como a dos mujeres de quienes no se conoce relación con el asesinato. / Foto: WWW.KESEDICE.COM

Judicial

Habría asesinado a un joven por robarle la moto, en Girón

la Policía ingresó con sigilo al barrio Villa de los Caballeros en Girón, hasta que tuvo rodeada una de las casas en el callejón de la carrera 16C para capturar a quien, se presume, es uno de los homicidas de Carlos Augusto Ruiz Jaimes.

Los agentes vigilaron todo el día gracias a una información ciudadana, esperando el momento clave para llegar con una orden judicial de registro.

Y lo hicieron al anochecer. Aunque los ocupantes de la vivienda habrían intentado escapar por la parte trasera, más investigadores de la Sijin los esperaban al otro lado.

Así fue como esposaron a un hombre y dos mujeres, de manera inicial por el delito de porte ilegal de armas de fuego debido a que en la vivienda había una escopeta tipo ‘changón’, una pistola traumática con carga y un revólver calibre 38 milímetros.

Este último fierro -se sospecha- lo habrían usado la noche del lunes para acabar con la vida de ‘Caliche’, como le decían sus seres queridos, en un vil atraco para quitarle su moto Yamaha DT en la glorieta cercana a Makro, sobre el Anillo Vial.

No obstante, serán las pruebas de balística las que ratifiquen esa hipótesis, para que al detenido lo puedan imputar en audiencia por el crimen.

Evidencias cerca de casa

Aquella devastadora noche dos delincuentes en una motocicleta Auteco 125 abordaron a Carlos Augusto mientras salía del trabajo en MacPollo, para dirigirse hacia su residencia en el barrio La Cumbre.

Le dispararon sin el menor aspaviento en el tórax y lo dejaron tendido en el asfalto de la glorieta, con la vida escapándosele por la herida mientras le robaban su vehículo color vinotinto de placa GLA-46A.

‘Caliche’ moría camino a la Clínica Foscal mientras los ladrones huían en sentido a Girón, metiéndose por detrás de las bodegas de San Jorge para llegar un lote lleno de maleza junto al barrio Villa de Los Caballeros.

Como se vieron acorralados por la Policía, dejaron las dos motos abandonadas en un barranco y escaparon a pie; sin embargo, los indicios condujeron a las autoridades hasta el barrio contiguo para atrapar a quien sería uno de los asesinos.

Queda pendiente saber dónde está el cómplice del atentado que le arrebató la vida a un joven inocente y trabajador. Sólo así se sabrá por qué lo hicieron, quién se las ‘encargó’ y qué tienen que ver las dos mujeres.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias