fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

A dos ‘ratas’ les dieron bala en un hurto, en Santander

Judicial

A dos ‘ratas’ les dieron bala en un hurto, en Santander

Dos ladrones fueron baleados por su víctima, luego de que la intimidaran con un arma de fuego y le robaran sus pertenencias. Ocurrió en Santander.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios. Para Omar Camargo y Fredy Pavón el pasado jueves era un día cualquiera en su accionar delincuencial.
Merodeaban en su motocileta por el barrio Palmira pasadas las 9:00 de la noche, cuando en un establecimiento comercial divisaron una ‘presa fácil’. Lejos estaban de pensar que les iba a salir ‘gato por liebre’.
Sería rápido, con un ‘raponazo’ e intimidándolo con arma de fuego le arrebatarían el celular a un hombre que departía tranquilo.
Sin embargo, apenas cometieron su fechoría, la víctima desenfundó un arma y logró asestarle un tiro a cada uno.
La ‘presa fácil’ se gana la vida, nada más y nada menos, que como escolta de la Unidad Nacional de Protección, UNP, profesión que lo mantiene en alerta y preparado para actuar en estas situaciones, ante las que cualquier otro ciudadano se hubiera acobardado.
A Omar Yesid Camargo Vargas le propinó un balazo en el costado derecho del tórax, por lo que fue trasladado por los organismos de socorro al Hospital Regional del Magdalena Medio.
Fredy Andrés Pavón Espinal, de 31 años, fue atendido en la Clínica San José por una herida de bala en la espalda.

Fueron judicializados
El mayor Carlos Ardila Pérez, comandante del Distrito 1 del Departamento de Policía del Magdalena Medio, aseguró que la reacción del Escolat adscrito a la UNP fue en legítima defensa.
“La Policía fue alertada y se logró ubicar, cuadras adelante a los sujetos, luego de lo cual fueron trasladados a un centro médico para que les brindaran los primeros auxilios”, indicó la autoridad.
Los sindicados fueron dejados a disposición de la autoridad competente por el delito de porte ilegal de armas así como hurto agravado y calificado.
“Uno de ellos goza del beneficio de prisión domiciliaria debiendo estar en su vivienda en la ciudad de Bucaramanga y, además, registra seis antecedentes por los delitos de tráficos de estupefacientes, hurto agravado y calificado y fuga de presos”, informó el Mayor.
Estaban en el lugar y con la víctima equivocados. Ahora, además de las heridas, deben pagar por fuga.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias