Publicidad

Fue enviado a la cárcel el presunto homicida de Julián Gómez en Piedecuesta

Sergio Andrés Durán Jaimes, de 33 años, quedó con medida de aseguramiento intramural por el asesinato de Julián Andrés Gómez Rodríguez. El crimen sucedió en el barrio Villa Nueva, en Piedecuesta, el pasado fin de semana

A la cárcel, bajo medida de aseguramiento, fue enviado Sergio Andrés Durán Jaimes, de 33 años, por su presunta responsabilidad en el asesinato de Julián Andrés Gómez Rodríguez, de 25 años, ocurrido en Piedecuesta durante el pasado sábado, 15 de junio.

La Fiscalía dio a conocer que el señalado homicida fue presentado en audiencias concentradas ante un juez de garantías.

Los hechos se presentaron en la carrera 12 con calle 3 del barrio Villa Nueva cuando el hombre de 33 años, acompañado por otra persona, llegó en una motocicleta al lugar donde estaba la víctima departiendo con varios familiares.

Los homicidas llegaron a bordo de una motocicleta, de placa NKA-95E. Dos hombres, uno de ellos el hoy capturado, se bajaron del vehículo y se abalanzan contra Julián Gómez.

Con un arma blanca, le propinaron una herida a la altura del corazón.

Agonizante, familiares y vecinos del barrio Villanueva lo trasladaron hasta la Clínica de Piedecuesta, pero falleció por la gravedad de la lesión.

Una vez la Policía fue avisada del homicidio, el padre de Julián Gómez relató lo sucedido y dio indicaciones de quiénes serían los responsables de la muerte violenta de su hijo.

Los uniformados lograron ubicar a Sergio Andrés y capturarlo por estos hechos.

A este hombre le fue imputado el delito de homicidio agravado y pese a que no aceptó su responsabilidad, el juez le dictó medida de aseguramiento.

El padre de la víctima pidió que la muerte de su hijo no quede impune y se logre la captura del otro implicado.

“Él prácticamente murió en mis brazos. Lo único que le pido a la justicia es que no suceda más esto, yo hace poco había perdido a mi madre y ahora esto. A los padres les recomiendo que no dejen a sus hijos solos, deben tenderles la mano. Yo lo intenté hacer y me lo quitaron”, expresó el afligido progenitor.

En cuanto los motivos del asesinato, por ahora, las autoridades no han entregado detalles, pero no se descartan problemas relacionados con el consumo y tráfico de estupefacientes.

De hecho, el progenitor venía ayudándolo a su hijo a superar su adicción a las drogas.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad