Publicidad

A ‘Gordillo’ lo mataron a bala en un restaurante de Girón

Debido a toda la trayectoria delictiva tanto de la víctima como de los presuntos homicidas se trataría de un ajuste de cuentas.

Jesús Alirio Vanegas Torres llegó como de costumbre a un local de comidas rápidas ubicado en la calle 43 con carrera 22 del barrio El Poblado, en Girón… Pero contrario a satisfacer su paladar, satisfizo el deseo de muerte de sus verdugos.

Este hombre fue víctima de la violencia y las balas, el jueves a las 9:30 de la noche mientras esperaba un plato de comida junto con un acompañante.

Lo que se conoció es que el hombre ingresó, pidió comida y segundos después de que pusieran la sopa en su mesa, fue alertado por su compañero sobre una motocicleta extraña que acababa de llegar.

De inmediato todos los clientes salieron a esconderse, entre esos la víctima, pues el parrillero sacó un arma e ingresó al local, sin embargo, Alirio ya tenía las horas contadas. El delincuente una vez lo encontró detrás de un mostrador le disparó cerca de tres veces y salió.

Pero no contento con eso, a los segundos volvió a ingresar para terminar de descargar la pistola en la humanidad de Vanegas, quien después de los primeros disparos no volvió a moverse.

En el lugar se hallaron tres vainillas y dos proyectiles.

La persecución

Luego de que los delincuentes huyeran y llegaran las autoridades, recopilaron tanto el testimonio de los clientes como el registro de las cámaras de seguridad, alertando a los demás uniformados sobre las descripciones físicas de los homicidas, así como la motocicleta. Comenzó la búsqueda.

Por suerte y haciendo un seguimiento de las posibles rutas que podrían tomar los delincuentes, un cuadrante encontró a dos hombres con esas características en un sector del barrio Betania ubicado al norte de Bucaramanga.

Los uniformados los requisaron y les hallaron un arma de fuego con cartuchos percutidos que, al parecer, coincide con la que se observó en el video, por lo que a ambos se les capturó e inició un proceso judicial por los delitos de homicidio en flagrancia y porte ilegal de armas de fuego.

Presunto ajuste de cuentas

Si hay algo evidente en el homicidio, es que a la víctima la asesinaron sicarios. Primero por el comportamiento de su homicida, quien decidió volver y disparar en más ocasiones para cerciorarse de la muerte del hombre, y segundo por sus numerosas anotaciones judiciales a lo largo de los años.

Este hombre fue indiciado por los delitos de tráfico y fabricación de estupefacientes (2012 y 2018); falsedad material en documento público (2015); fraude procesal (2018); estafa (2018 y 2021); fuga de presos (2019); uso de documento falso (2022); y abuso de confianza (2022).

Por otro lado, los dos detenidos de 31 y 32 años, quienes ahora se encuentran vinculados a la investigación de las autoridades como los presuntos homicidas, también son conocidos las anotaciones que manejan en su prontuario judicial.

Uno de ellos identificado con el alias de ‘Mono Cuco Menor’ tiene una anotación por fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego.

El otro, de 32 años, ha sido indiciado por los delitos de homicidio (2014); lesiones personales (2011, 2014 y 2014); hurto (2012);y tráfico, fabricación, porte o tenencia de armas de fuego (2011 y 2021).

Debido a toda la trayectoria delictiva tanto de la víctima como de los presuntos homicidas, hasta el momento la hipótesis más sólida que manejan las autoridades es que se trataría de un ajuste de cuentas, sin embargo en los próximos días dado el fuerte material probatorio del crimen, se espera que se esclarezcan las causas de este nuevo homicidio que enluta a los habitantes de Girón.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad