Publicidad

Bill Gates pone fecha al fin de la pandemia

Como es habitual, el multimillonario Bill Gates, creador de Microsoft, publicó su columna anual en la que dejó algunos mensajes para reflexionar sobre la pandemia y envió sus predicciones para 2022.

“Es preocupante cada vez que surge una nueva variante, pero todavía tengo la esperanza de que, en algún momento del próximo año, el covid-19 se convierta en una enfermedad endémica en la mayoría de los lugares. Aunque actualmente es unas 10 veces más letal que la gripe, las vacunas y los antivirales podrían reducir ese número a la mitad o más”, predijo Gates

Según él, se avecina el final de la pandemia pues, aunque “las comunidades seguirán viendo brotes ocasionales”, habrá nuevos medicamentos disponibles que podrían ocuparse de la mayoría de los casos y los hospitales podrán encargarse del resto.

Además, el empresario espera que el nivel de riesgo del covid será lo suficientemente bajo como para que los ciudadanos no tengan que tenerlo tan en cuenta en sus decisiones personales.

Por dar un ejemplo, Gates dijo que “no será primordial a la hora de decidir si trabajar desde la oficina o dejar que sus hijos vayan a su partido de fútbol o ver una película en un cine”.

Así mismo, criticó la distribución de vacunas a nivel mundial, pues, a su modo de ver, ha sido inequitativa con los países más pobres. “No tiene por qué ser así. El mundo ha hecho un trabajo sobresaliente fabricando y distribuyendo miles de millones de dosis de vacunas, pero el hecho de que tan pocas personas en alto riesgo en países de bajos ingresos haberlos recibido es inaceptable”, escribió.

También habló de política

“Mucha gente me ha preguntado recientemente si todavía soy optimista sobre el futuro. Si bien la respuesta es sí, ser optimista no significa ignorar los problemas. Estoy profundamente preocupado por un desafío en particular”, dijo Gates refiriéndose a los gobiernos.

Tal como lo explicó, la sociedad necesita que los gobiernos tomen medidas para enfrentar desafíos como evitar un desastre climático o prevenir la próxima pandemia. “Pero la pérdida de confianza les dificulta ser efectivos. Si su gente no confía en usted, no apoyará nuevas iniciativas importantes. Y cuando surge una crisis importante, es menos probable que sigan la guía necesaria para capear la tormenta”.

Según él, la disminución de confianza está ocurriendo en todo el mundo y el índice de confianza de Edelman 2021 muestra descensos preocupantes. “Parte de esto es comprensible: cada vez que tienes una crisis realmente grande como una pandemia, la gente busca a alguien a quien culpar. Los gobiernos son un objetivo obvio”.

Además, se mostró preocupado por la polarización y advirtió que la brecha entre la izquierda y la derecha “se está convirtiendo en un abismo que es cada vez más difícil de salvar”.

“Hay muchas razones para esta creciente división, incluido un ciclo de noticias de 24 horas, un clima político que premia la generación de titulares sobre el debate sustantivo y el auge de las redes sociales. Estoy especialmente interesado en comprender este último, ya que es el más impulsado por la tecnología”, dijo.

Se confesó sobre su divorcio

Pero, además de hablar de la pandemia y de los retos en términos de gobiernos, Gates también habló sobre su divorcio con la mujer que fue su esposa la mayor parte de su vida: Melinda Ann French, una empresaria estadounidense profesional en informática y economía.

“Melinda y yo seguimos dirigiendo nuestra fundación juntos y hemos encontrado un buen ritmo de trabajo nuevo, pero no puedo negar que ha sido un año de gran tristeza personal para mí. Adaptarse al cambio nunca es fácil, no importa lo que sea. Me ha impresionado lo resistentes que han sido mis seres queridos, especialmente mis hijos, en este momento difícil”, confesó.

“Mi familia también experimentó muchos cambios más allá de lo que probablemente vieron en las noticias. Mi hija mayor, Jenn, se casó este otoño y su boda fue lo más destacado de mi año. Nuestra menor, Phoebe, se graduó de la escuela secundaria y se fue a la universidad. Dado que mi hijo Rory también está en la escuela, eso significa que oficialmente soy un nido vacío. La casa es mucho más tranquila sin un grupo de adolescentes merodeando todo el tiempo. Extraño tenerlos en casa, incluso si es más fácil concentrarse en leer un libro o hacer el trabajo en estos días”, concluyó Bil Gates.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad