fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Video: Así fue el rescate de ballena orca varada entre las rocas en Alaska

Varios voluntarios mantuvieron húmedo al cetáceo hasta que llegó la ayuda de los expertos. / Twitter

Internacionales

Video: Así fue el rescate de ballena orca varada entre las rocas en Alaska

La ballena orca, de tamaño medio, quedó atrapada entre las rocas de la isla Príncipe de Gales, luego del terremoto ocurrido el pasado jueves.

Un día después de que se registrara un terremoto de magnitud 8.2 en Alaska, el pasado 29 de julio, una ballena orca quedó varada en las rocas de la isla Príncipe de Gales, informaron biólogos federales de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Los tripulantes de un barco cercano, el Steadfast, descubrieron a la orca varada y ayudaron manteniendo húmedo al cetáceo hasta que elementos de Alaska Wildlife Troopers y de NOAA llegaron al lugar.

La portavoz de la NOAA, Julie Fair, explicó que el grupo autorizó a la tripulación Steadfast “a usar una bomba de agua de mar para mantener a la ballena mojada y a las aves alejadas”.

“Durante el varamiento, la orca estaba vocalizando y se vieron otras orcas en las cercanías”, agregó Fair.

La orca flotó por la marea a las 3:00 de la tarde del pasado viernes y nadó de manera confusa y serpenteante, pero luego consiguió su rumbo y alcanzó su manada.

El Servicio Geológico Nacional de Estados Unidos (USGS) indicó que el temblor se registró hacia las 22.15 hora local del pasado miércoles (06.15 GMT del jueves) en aguas de Sandpoint, en el este de las Aleutianas, a una profundidad de 32 kilómetros.

Pese a que los terremotos a esa profundidad se sienten con menos fuerza que los más superficiales, el sistema de alertas de tsunami del Servicio Meteorológico Nacional había emitido una advertencia de vigilancia para las islas de Hawái, a unos 4.000 kilómetros de distancia.

El terremoto de magnitud 8,2 se vio acompañado de una veintena de temblores de menor consideración y diferente profundidad en la misma región, a unos 120 kilómetros de Chignik (Alaska), entre los cuales el siguiente más fuerte alcanzó una magnitud de 6,2 y cuyo hipocentro se registró a 42 kilómetros de la superficie.

Más de Internacionales

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias