fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

¡Pilas! Hombres que se masturban podrían sufrir esta enfermedad

Colombia

¡Pilas! Hombres que se masturban podrían sufrir esta enfermedad

La práctica podría hacer que los hombres padezcan esta enfermedad, según un experto.

Aunque la masturbación permite obtener placer sexual mediante la estimulación de los órganos genitales, esta práctica podría conllevar a la pérdida de cabello en los hombres.

Se trataría entonces de la calvicie o alopecia.

De acuerdo con información publicada por la Revista Semana, el cirujano Umear Ahmad, especialista en trasplante capilar, «los hombres que se masturban con frecuencia pueden ser más susceptibles a perder el cabello, en comparación con aquellos que no completan su proceso de eyaculación más seguido».

Es que precisamente el practicar frecuentemente la masturbación, y no tener relaciones sexuales, podría también generar agotamiento excesivo en el cuerpo, lo que a la larga traería efectos negativos en el crecimiento del cabello.

A pesar de este estudio, todavía no hay pruebas que evidencien la relación entre la eyaculación y la calvicie. De ser así, la situación no sería extrema.

El medio Semana publicó que según explicó el experto, para que el hombre quede calvo tendría que «masturbarse prácticamente sin parar», de lo contrario no se vería el cambio en el cabello.

«Cuando se trata del cabello, hay muchas vitaminas que juegan un papel: la vitamina A es una de ellas y se encuentra en el semen», citó Semana, por lo que no es necesario que la pérdida de esta vitamina lleve sí o sí a que el hombre se quede calvo.

El experto, añadió, según Semana: «Tendría que tener una deficiencia severa de vitamina A antes de tener un deterioro notable en la línea del cabello (…). Teóricamente, si te masturbaste lo suficiente, la respuesta es sí, pero en realidad, a nivel práctico, no tendrá ningún efecto real sobre la pérdida de cabello».

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Colombia

Arriba