Publicidad

Sicarios mataron a hombre y cuando huían se les dañó la moto

Con la captura de los sujetos, las autoridades esperan esclarecer el crimen; sin embargo, tienen como principal hipótesis un ajuste de cuentas.

José Manuel Almario Julio fue asesinado de siete balazos frente a sus familiares, cuando departía en una casa del sector La Botellita, en el municipio de Marialabaja, Bolívar.

Eran las 4:30 de la tarde, del pasado domingo 26 de septiembre, cuando dos sujetos llegaron en una moto y dispararon contra el hombre. Lo primero que hicieron los testigos fue llevar a José a un hospital y, seguido, llamar a la Policía. La víctima murió en el camino.

Sicarios mataron a hombre y cuando huían se les dañó la moto

Todo eso pasaba mientras los sicarios huía, pero esta vez “el mal” no los ayudó porque la moto se les varó y tuvieron que escapar a pie. Patrulleros de la Policía Nacional llegaron a la zona y realizaron un plan candado. Con ayuda de la comunidad supieron que los tipos se escondieron en una casa.

Al entrar a la vivienda encontraron a uno de los presuntos pistoleros, con un balde en la mano y haciéndose pasar por un morador del lugar, pero un revólver, escondido en el balde, lo delató.

El otro sujeto corrió hacia una loma y entró a otra vivienda. Hasta allá llegaron los uniformados y lo hallaron escondidos entre una pared y un enorme árbol. El capturado entregó otra arma de fuego. Ambos fueron llevados a la estación de Malagana, para evitar que fueran linchados.

Los presuntos sicarios fueron identificados como Pedro Luis Bertel Benedetti, de 35 años, natural de Lorica, Córdoba, y Yovani Ruiz Cárdenas, de 26 años, oriundo de Cartagena. Tienen los alias de ‘Pinocho’ y ‘el Militar’.

Sicarios mataron a hombre y cuando huían se les dañó la moto

Ahora están en manos de la Fiscalía por los delitos de homicidio y porte ilegal de armas de fuego. En la persecución les incautaron la moto, una pistola 9 mm marca Walther P99, un celular y un revólver calibre 38.

La Policía informó que los capturados tienen anotaciones judiciales por diferentes delitos y que, al parecer, pertenecen a la subestructura Nicolás Antonio Urango, del Clan del Golfo.

Con la captura de los sujetos, las autoridades esperan esclarecer el crimen; sin embargo, tienen como principal hipótesis un ajuste de cuentas ya que la víctima tenía varias anotaciones judiciales, una de ellas por concierto para delinquir.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,890SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad