fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Lo bueno y las críticas al despeje de la Diagonal 15 en el Centro de Bucaramanga

Así pasó

Lo bueno y las críticas al despeje de la Diagonal 15 en el Centro de Bucaramanga

Les preguntamos a peatones, conductores y comerciantes sobre sus puntos de vista de esta medida restrictiva.

La estrategia que le puso freno al tránsito de carros particulares, taxis y motocicletas sobre el corredor de la carrera 15, entre la avenida Quebradaseca y la calle 45, ha generado opiniones divididas.

Mientras los comerciantes formales, los conductores particulares y los propios taxistas solicitan que se les permita movilizar sus vehículos sobre dicho trayecto, los transeúntes y en general los usuarios del Metrolínea aseguran que el paso debe seguir restringido.

Como se recordará, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, con uniformados sobre la vía, no permite la circulación de ese tipo de vehículos en ese tramo céntrico, garantizando que solo los buses del Sistema Integrado del Transporte Masivo, Sitm, pasen por allí.

Para los que están inconformes con la medida, si se reabriera el paso por esta importante arteria vial se garantizaría la reactivación económica y se mejoraría la movilidad en el centro. Además, sostienen que la restricción vehicular que hoy rige en la carrera 15, considerada como la ‘espina dorsal’ de la ciudad, es ilícita. La razón: viola la Constitución Política, toda vez que impide, sin ninguna justificación, la circulación de vehículos por una vía pública como la referenciada.

“Restringir la movilidad vehicular por esta zona es algo ilegal, pues atenta contra el interés público y social, como es la necesidad y el derecho que tenemos los bumangueses de circular por la principal arteria vehicular de la ciudad”, dijo Edward Garcés, conductor profesional.

Los voceros del sector comercial formal, por su parte, dicen que han visto disminuidas sus ventas en 40%: “Esto es inadmisible. Nosotros, los comerciantes formales, pagamos impuestos y como contribuyentes tenemos derecho a que nuestros negocios tengan las garantías suficientes para funcionar de una manera normal”, señaló Luis Moreno, quien tiene un local en inmediaciones de la carrera 15.

Para Tránsito, “la idea de esta medida es recuperar, poco a poco, este espacio bajo la estrategia de ‘operativos relámpagos’, donde 20 alféreces son los encargados de ejercer un control efectivo sobre esta vía. Además dos unidades motorizadas están desplegadas hasta la calle 56”.

La entidad anunció que, antes que eliminar esta estrategia se extenderá y en próximos días la intervención se realizará en el mismo corredor de la carrera 15, desde la calle 56 hasta la Puerta del Sol. De esta forma, dice Tránsito, habrá más orden vial.

ELLOS ESTÁN EN DESACUERDO CON LA MEDIDA

Nancy Contreras: ”Soy comerciante y la restricción vehicular sobre la carrera 15 ha afectado, de manera considerable, las ventas de mi negocio. La clientela se alejó desde que inventaron eso de restringir el paso de las motocicletas, los taxis y los carros particulares”.

Yeison Rodríguez: ”No puedo aprobar una medida que lesiona, de manera directa, al comercio formal. Nuestros locales están vacíos porque la gente no viene ante la prohibición de la movilización de sus automóviles por el corredor. Esta iniciativa es perjudicial para la economía”.

Daniel Blanco: ”Yo, como transportador informal, estoy bloqueado. No entiendo por qué las decisiones de la Alcaldía, en este caso de Tránsito, van en contra del pueblo. Si yo no puedo movilizarme por una vía como la carrera 15, entonces no puedo trabajar bien. No es justo”.

Luz Carreño: ”Podrán ponerle orden al tránsito de vehículos con esa medida, pero la prohibición de la circulación de esos carros les causa traumatismos a nuestros establecimientos comerciales. Nosotros pagamos impuestos y el Municipio nos sale con este tipo de bloqueos”.

ELLOS SÍ ESTÁN DE ACUERDO

Nicolás Echeverry: “Lo que más rescato de la prohibición de vehículos por el corredor de la carrera 15 es que han regresado el orden y la calma a la zona. Desde que empezó a adoptarse esta iniciativa, esta parte de la ciudad dejó de ser el ‘mercado persa’ que era”.

Adriana Oyola: “Es bueno caminar por la carrera 15 con tranquilidad, sin el estrés que generan los pitos de los carros y sobre todo con las aceras despejadas. La idea de restringir el paso de motos, taxis y carros particulares por aquí es excelente”.

Juan David Aristizábal: “Desde que comenzó la medida es fácil movilizarse por la carrera 15, sobre todo con el Metrolínea. Sé que los conductores se quejan porque no pueden pasar, pero aquí debe tener prelación el transeúnte. Muy acertada esta decisión”.

Bernardo García: “Hay orden peatonal, hay seguridad y, sobre todo, la gente puede desplazarse con total tranquilidad. Esas son razones poderosas para que mantengan esta iniciativa. Considero fundamental que exista respeto por los peatones y por el Metrolínea”.

LO MALO

1. Los comerciantes formales sostienen que se reducen las ventas de sus negocios.

2. La restricción vehicular en la carrera 15 desplazó la congestión en el centro, pues se disparó el caos vehicular en las carreras 9, 12, 13 y 14.

3. Ante el despeje de las vías, las ventas ambulantes empezaron a ganar más terreno sobre las aceras de la carrera 15.

LO BUENO

1. Los peatones ahora tienen mayor espacio para movilizarse con orden y tranquilidad.

2. La seguridad, según lo dicen las propias autoridades policiales, ha mejorado en la zona. Se cree que se les puso un cerco a los delincuentes.

3. Ante el no paso de carros y motocicletas, mejoró de manera considerable la movilidad de los buses del Metrolínea.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Seguir leyendo
Publicidad
También te podría interesar...

Más de Así pasó

Arriba