fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Señor taxista, sáquele provecho al Día sin Carro en Bucaramanga y el área

Así pasó

Señor taxista, sáquele provecho al Día sin Carro en Bucaramanga y el área

Con base en las resoluciones expedidas por las autoridades municipales, quedan exentos los sistemas de transporte público, masivo, colectivo, individual, intermunicipal, departamental y nacional.

El próximo miércoles 22 de junio, Bucaramanga y el área metropolitana vivirán una nueva jornada de Día sin Carro y sin Moto, a partir de las 6:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde.

Solamente habrá tránsito libre para los sistemas de transporte público, masivo, colectivo, individual, intermunicipal, departamental y nacional. Pero, ¿cómo favorece esta actividad a los conductores de los llamados ‘amarillos’?

Q’hubo habló con Ricardo Silva, un conductor que lleva más de cuatro años prestando este servicio. El ‘amarillo’ manifestó que lo único bueno del Día sin Carro y Moto es que no hay trancones por ningún lado, se trabaja tranquilo y sin ‘corre corre’.

“Es casi igual que otro día, no es que uno vaya a doblar las ganancias. Lo bueno es que uno hace la plata más suave, con menos estrés”, dijo.

Para otros, como Henry Rimesa, el trabajo sí mejora “del cielo a la tierra” pues son doce horas en las cuales tienen vía libre y sin pico y placa, para ‘agarrar’ todo tipo de carrera.

Sin “informales”

Aunque no para todos este día es tan bueno, existe una razón en la que los conductores coinciden: tanto don Henry como Ricardo aseguraron que la restricción a vehículos hace que no haya transporte informal, hecho que mejora la movilidad y “hace que nos vaya mejor”.

“El trabajo está pesado por la ‘piratería’. Hay muchos mototaxis y carros que trabajan con plataformas, pero como estamos solos, el trabajo mejora”, agregó Henry Rimesa.

“No hay pasajeros”

Un pensamiento común sería que a los taxistas les va bien porque los ciudadanos no pueden sacar sus carros, sin embargo, esa hipótesis no es tan cierta. Según Silva, es la fecha en donde menos personas salen a las calles, o acuden al servicio.

“La gente se abstiene de salir, solo lo hacen por obligación, de resto prefieren quedarse en la casa o se transportan en Metrolínea o en los buses”.

Por tal razón, “uno se hace entre $10.000 o $20.000 más de lo normal, pero no es mucho para lo que se cree”.

El beneficio total es para el medio ambiente, pues se reducen los niveles de contaminación en el territorio, ”porque así que uno diga una diferencia total para nosotros, no”, dijo Ricardo.

Los trancones dificultan el ‘trabajito’

El mayor problema que tienen los conductores de los ‘amarillos’ son los largos trancones en los que, a diario, terminan ‘atrapados’. Según Ricardo Silva, esto se debe al alto flujo de vehículos que han llegado a la ciudad, “todos llegan a trabajar a Bucaramanga. Se ven carros de todas partes de Colombia, porque acá no dicen nada”.

Otro factor se debe al incumplimiento de las normas de tránsito, aseguró que se perdió el respeto por las señales, hecho que genera un completo caos vehicular. “Uno dura casi una hora y media desde el sur hasta Bucaramanga, y son 10 mil pesitos. Se pierde mucho tiempo y no se alcanza a hacer plata”.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba