fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Doña Gloria tiene un ‘piquete criollo’ en el barrio Canelos de Bucaramanga

Así pasó

Doña Gloria tiene un ‘piquete criollo’ en el barrio Canelos de Bucaramanga

El piqueteadero de doña Gloria ya es un ícono del barrio Canelos. Y así lo dicen quienes a diario van a darse un gustico.

El negocio lo tiene hace cinco años, pero toda su vida ha estado metida en la cocina, entregando su sazón a los comensales.

Gloria Patricia Rodríguez es toda una chef de la cocina criolla y junto a su esposo Luis Alberto Sánchez  crearon los ‘Asados Gloria’, un emprendimiento de comida que hoy es de los más famosos en la comuna 8 de Bucaramanga.

En este tradicional y reconocido sitio, la clientela llega desde antes del mediodía sobre el andén, hace largas filas y se saborea con la buena carne a la llanera y otros manjares de la comida colombiana.

“Aquí vendemos de todo. Rellena, longaniza, papa criolla, chicharrón, carne de cerdo, todo lo que debe llevar un buen ‘piquete’. Eso los domingos, acompañado de su buena sopita. Pero los sábado se le da al cliente la sopa de arroz, de menudencia, el pescuezo relleno y entre semana no puede faltar las empanadas. Hay para todos los gustos”, sostiene Gloria Patricia, quien lleva más de 40 años consintiendo el paladar de sus clientes.

Una mujer ‘Dorada’

Su negocio está ubicado en la carrera 6A con Calle 65 de Canelos. Pero su vida entre ollas, cuchillos y comida criolla la comenzó en La Dorada, Caldas.

“En Canelos llevo 30 años viviendo, pero todo el amor por la cocina comenzó en La Dorada. Desde muy niña, con mi mamá, me tocaba salir para ayudar para el sustento. Ya más adolescente conocí un chef de Barranquilla y comencé a trabajar en un restaurante”.

“Dios me dio esa bendición en las manos y es por eso que los clientes son felices con mi sazón”, comenta Gloria.

Según Gloria, Dios le dio un hombre como lo quería: trabajador, honesto y siempre un apoyo en su vida. Esta pareja de esposos lleva años con las ventas de comida típica. /FOTO: FABIÁN A. PABÓN

Entre el amor y la cocina

Don Gloria de La Doradas Caldas y Luis Alberto de San Martín, Meta. Fue en San Fernando, cerca de Cimitarra donde se conocieron y luego se vinieron a vivir a Bucaramanga.

Ella prepara los alimentos y él los comercializa, tal vez sea el éxito de sus ventas.

“Dicen que ‘detrás de un hombre hay una gran mujer’ y Gloria es una gran compañera. Todo lo hacemos juntos; ella es la del toque secreto en los alimentos y yo en estar al pendiente de que todo marche bien”, comenta Luis.  

Todo tipo de carne

Pero si todos los días tiene como atender a sus clientes, en fechas especiales son los reyes de la comilona.

“En Navidad se vende capones, lechona, tamales tolimenses y de Santander, todos de maíz. Para eventos también se hace lo que pida el cliente y el fuerte siempre ha sido el piquete criollo”, concluye Gloria.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba