fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Sentados y a la espera de soluciones están los habitantes del barrio Nariño

Así pasó

Sentados y a la espera de soluciones están los habitantes del barrio Nariño

En noviembre de 1989, 40 casas del barrio Nariño se desplomaron. Hoy, ese sector vive un episodio similar.

Bucaramanga está en mora de diseñar un nuevo plan de control de la erosión, esta vez metropolitano, que frene los problemas erosivos que se vienen presentando en las laderas de la meseta y que necesitan con urgencia de un auténtico frente de acción.

Así lo argumentó el especialista en Geotecnia y uno de más reconocidos experto en suelos de Latinaomerica, Jaime Suárez Díaz, a propósito del drama que viven hoy 17 familias del barrio Nariño, adscrito a la Comuna Occidente, en donde se acaba de declarar la calamidad pública y en donde hay una orden inminente de evacuar los predios.

Precisó que otros barrios, como Villa Helena y Villa Rosa, de Ciudad Norte; Don Bosco y Gaitán, de la Comuna Occidente; y además de los barrios de la Comuna Morrorrico, por citar solo algunos ejemplos,  deben ser atendidos.

“Está claro que este ‘cáncer’ de la tierra no está totalmente controlado.

“Se avanzó en la profundización de las quebradas, pero falta todavía estabilizar decenas de taludes. Se requiere apantallar varios barrios alrededor de la ciudad, sobre todo en zonas como las Comunas Occidente y Morrorrico”.

Según sus palabras, en el referido plan de control de la erosión, desde su perspectiva, deben hacer presencia la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb; las alcaldías de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón; y de manera particular los cuatro Comités de Gestión del Riesgo que existen en el área metropolitana.

“El plan de control de erosión elaborado en los años 60, no se desarrolló en su totalidad. Quedó faltando el programa de estabilización de taludes, del cual falta aproximadamente un 30% y la construcción de la vía perimetral a la escarpa occidental. De ahí los problemas que hoy se están registrando en la meseta”.

Responde la Alcaldía

La Administración Local recordó que el Municipio está enfrentando los focos de erosión y que incluso, de acuerdo con la programación de obras, se hará una inversión de $47 mil 230 millones: $30 mil millones que aporta el Municipio para las obras y $17 mil 230 millones la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo.

Unas 17 mil personas, residentes en los barrios Don Bosco, Gaitán, Campohermoso y San Gerardo, se beneficiarán con estas ejecuciones, las cuales incluirán proyectos de pantallas ancladas y otras obras de mitigación.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba