fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Los animalitos buscan ‘calor’ en Santander

Foto: Cuerpo de Bomberos de Floridablanca

Así pasó

Los animalitos buscan ‘calor’ en Santander

Cuidar a los animalitos es tarea de todos, por esta razón el Cuerpo de Bomberos de Floridablanca, en coordinación con la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga y la Policía Ambiental han unido sus fuerzas para atender a los llamados de alerta.

Sin importar si son domésticos o silvestres, grandes o pequeños, los bomberos velan por la seguridad de aquellos amigos de la naturaleza.

Así lo afirmó Clemente Jaimes Villamizar, teniente del Cuerpo de Bomberos de Floridablanca, “nosotros acudimos siempre y cuando la comunidad haga el llamado. En ocasiones, la policía se comunica directamente con la estación, acudimos al rescate. Sin importar si es silvestre o doméstico”.

Esta entidad se encarga de atender las emergencias que se notifican en la jurisdicción de Floridablanca y Girón. En promedio, durante el día, los bomberos reciben entre dos o tres llamadas a la línea 119, allí se puede comunicar todo aquel que quiera reportar un animalito en peligro.

De esta misma manera actúa la Cdmb, quienes tienen la misión de cuidar la fauna silvestre en 13 municipios de Santander. Ellos hacen presencia frente a cualquier denuncia por maltrato silvestre que interponga la comunidad, realizan el proceso de recuperación y liberación del animal afectado.

Proceso de rescate

Al llegar al lugar del llamado, los integrantes de Bomberos de Floridablanca, hacen una evaluación de la zona donde se encuentra el afectado y se identifica la clase del animal, para de esta forma proceder con el rescate.

“Cuando ya se observa al animal, el bombero se prepara con los implementos de protección personal. Primero la seguridad del rescatista para prevenir un accidente más grave”, indicó Jaimes Villamizar.

Si ese verifica que el animal está herido, de inmediato se le informa a la Policía Ambiental o a la Cdmb, para que ellos realicen el diagnóstico en el Centro de Atención y Valoración en la finca La Esperanza. Allí se determina el proceso a seguir.

Juan Sebastián Mejía, veterinario del CAV de la Cdmb, aseguró que el principal objetivo es devolverlos a su hábitat natural. Es por esto que en la finca se les brinda una atención inmediata y un tratamiento médico, adecuado para su recuperación.

Para el proceso de liberación, se determina el estado actual del animalito y si corresponde al espacio donde fue hallado, esto en el caso de ser silvestre. Después, dependiendo de la especie y su zona endémica, se realiza el proceso de liberación

“Hay que ubicar bien el lugar a donde pertenece, porque o si no se genera un desequilibrio en el ecosistema”, expresó Sebastián.

Un rescate para no olvidar

Para el teniente de bomberos, los rescates más difíciles son en el mes de agosto, cuando las garzas quedan atrapadas en las cometas, o colgadas de sus alas. “Siempre es complejo el acceso, pero nosotros hacemos todo lo posible por rescatarlos y trasladarlos a la veterinaria para que los curen”.

Asimismo lo expresó Mejía, quien tuvo la oportunidad de atender un rescate, en el 2021, de un tigrillo con una herida muy profunda en uno de sus miembros. A este se le realizó una cirugía y logró recuperarse para volver a su hábitat.

Por otra parte, frente a los numerosos rescates que se han hecho durante los últimos días, Juan Sebastián invita a la ciudadanía para que no transporte, no trafique y no tengan los animales de fauna silvestre en sus hogares, y que, además, no duden en informar, a cualquiera de las entidades, cuando encuentren a una especie en situación de peligro.

Dato: Cabe resaltar que tener traficar o tener un animal silvestre es un delito.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba