fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

En Santander se cuadruplicó la cantidad de menores quemados con pólvora

Así pasó

En Santander se cuadruplicó la cantidad de menores quemados con pólvora

Junto a departamentos como Antioquia, Valle y Nariño, Santander es uno de los territorios que reporta alto número de menores lesionados entre el mes anterior y lo corrido de enero. El 14% de los santandereanos quemados con pólvora en esta Navidad sufrieron amputaciones.

En Santander aumentaron exponencialmente las víctimas de la pólvora durante esta Navidad y Año Nuevo, es el registro más numeroso de la última década. Lo más lamentable de estos negativos indicadores es el considerable número de menores de edad que han sufrido lesiones.

En comparación con la temporada vacacional de hace un año, en el periodo actual la cantidad de niños quemados con pólvora se elevó en 320%. Casi la mitad de los heridos en territorio santandereano son infantes y adolescentes.

Pese a las numerosas campañas pedagógicas y preventivas, que incluso aún se escuchan y se observan en vísperas de la celebración del ‘Puente de Reyes Magos’, muchos padres de familia no acataron el llamado y de forma irresponsable permitieron que sus hijos manipularan pólvora. Van 21 niños con quemaduras.

En ciertos casos la irresponsabilidad de los adultos deparó en situaciones insólitas, como la que conoció y reportó este lunes la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Mebuc, en hechos que tuvieron lugar en el barrio El Reposo de Floridablanca.

En una vivienda de dicho vecindario una familia ocultó de las autoridades a un niño de 11 años que sufrió una quemadura de consideración en un ojo, mientras manipulaba pólvora la noche del pasado 31 de diciembre.

A pesar de la gravedad de la lesión, de la atención médica que requería con prontitud y de los lamentos del infante, sus padres no lo trasladaron a un centro asistencial. El niño pudo ser atendido por los médicos solo hasta el pasado domingo 2 de enero, luego de la intervención de la Policía.

La Mebuc informó ayer que “inicialmente el caso fue reportado a través de la línea de emergencias 123, se denunciaba a unos padres de familia que ocultaban a un niño quemado con pólvora. Después de entrevistar en la vivienda a los padres, estos negaron que uno de sus hijos estuviera lesionado.

“Ante un segundo llamado a la línea de emergencias, en el cual el denunciante aseguraba que efectivamente el menor se quejaba de dolores, los uniformados del sector regresaron, pero ya con apoyo del grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia, quienes por medio de la norma, lograron que la madre del menor lo entregara para que se iniciara el restablecimiento de sus derechos”, precisó la Mebuc.

Una vez las autoridades custodiaron al menor, la víctima fue trasladada de urgencia hasta el Hospital Universitario de Santander, HUS. Conforme con el parte preliminar conocido por Vanguardia, la condición del menor es estable y se recupera.

Ahora, los padres de familia responsables deben enfrentar un proceso sancionatorio que incluso puede generar un castigo en prisión y hasta la pérdida de potestad del niño, dependiendo del análisis y de cómo procedan las autoridades frente a tal descuido cometido con la víctima.

En casos de abuso y lesiones personales en menores de edad, el Código Penal contempla sanciones desde los 96 meses y hasta los 180 meses de cárcel y multas que oscilan entre los 33 y los 150 salarios mínimos mensuales.

En total Santander suma 48 víctimas

La anterior temporada navideña en Santander se registraron cinco niños lesionados con pólvora, en comparación con los 21 que entre diciembre pasado y el presente mes ha contabilizado el Instituto Nacional de Salud, INS.

Contando también a los adultos, en total durante el periodo actual se reportan en territorio santandereano 48 personas quemadas por la manipulación de pólvora.

Este indicador representa la marca más alta registrada en la última década. En los últimos 10 años otro de los reportes más altos se generó entre finales de 2014 e inicios de 2015, cuando se notificaron 20 casos.

En comparación con las cifras reportadas hace un año, estos 48 lesionados en Santander reflejan un incremento del 128% en la cantidad de heridos por el uso de pólvora.

En el país se han registrado durante esta época navideña y de Año Nuevo 315 niños quemados, y un total de 1.050 ciudadanos con lesiones. Nariño (134), Antioquia (98) y Valle (82) son los territorios que más heridos han contabilizado.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias