fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Luis, el ‘Guerrero’ que pasea a Douglas por Bucaramanga en su ‘bicicanine’

Así pasó

Luis, el ‘Guerrero’ que pasea a Douglas por Bucaramanga en su ‘bicicanine’

Hace seis meses, Luis Guerrero
rescató de las calles de Bucaramanga a Douglas, un perro que se convirtió en su mascota y compañero inseparable.

Recorrer en bicicleta las calles de Bucaramanga acompañado de un perro puede parecer una locura, ¡pero se puede!

Es el caso de Luis Guerrero, quien lleva seis meses disfrutando de la compañía de su mascota, el amigo fiel que, desde su llegada, lo acompaña a todos lados.

Este peludito ‘tocó’ a su casa, Luis le abrió las puertas, la alegría de su familia, y desde entonces es su compañero inseparable.

“Una noche estaba en mi casa en el barrio Mutis y él llegó. Les pregunté a los vecinos de quién era y nadie me dio razón.

“Con unos niños del sector lo bañamos y quedó con otro semblante; lo adopté por una noche para que se quedara, pero fue tan juicioso que me enamoró, me encariñé y decidí tenerlo. Lo bauticé Douglas”.

El perrito, que apareció en plena pandemia, cayó como del cielo, pues por cosas del destino Luis se dedicaba a darles alimento a los callejeros. Douglas fue algo así como una recompensa.

El amigo fiel

Douglas, según los veterinarios, debe tener un año y 6 meses.

“El perrito se alimenta de concentrado y carne molida. Lo mejor es que ya se adaptó a nuestra familia y siempre que voy a salir quiere ir conmigo”, dice Luis.

Todo un coequipero

Luis Guerrero González tiene 56 años, es comerciante y profesor de ciclismo. Lleva cerca de 20 años dándoles a las bielas.

Pero el amor y el cariño por Douglas lo condujeron a no querer dejarlo solo en casa, entonces lo puso a pensar en adaptar su bicicleta para que lo acompañara.  

“Mi bicicleta es de montaña y le adapté un trailer que compré en Estados Unidos. Me costó $1.200.000.

“El coche me quedó pequeño y me tocó colocarle un platón, porque Douglas está creciendo.

“Sale todos los días conmigo. Recorremos 24 kilómetros por las ciclorrutas.  La gente a veces me tilda de ‘loco’, otros nos apoyan, pero lo importante es que es mi gran compañero”.

Por el momento esta ‘pareja’ de amigos seguirá por las calles de la ciudad hasta diciembre porque -según Luis- viajan a Bogotá por cuestiones laborales.

“Pero me llevo el perrito y allá haré lo mismo. Haré la misma rutina, la idea es reunirme con varios amigos y hacer una caravana y porqué no, ir por Sudamérica, con el propósito de defender el derecho de los animales a que tengan una vida digna y en paz”.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias