fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Diana Carolina forma personajes auténticos de colección

Así pasó

Diana Carolina forma personajes auténticos de colección

Con siluetas coloridas, Diana crea la figura favorita, ya sea una persona, un animal, caricatura o cualquier otro personaje. Si desea adquirir uno de estos artículos pueden contactarla al 314 7463076 o a través de Instragam: @planet_fieltro_foamy.

Sus manos son brillantes, pero más su mente. Así es Diana Carolina Malaver Méndez, una bogotana que llegó hace más de 18 años a Bucaramanga y con sus manualidades tiene lo que muchos envidiarían, talento.

Su trabajo, elaborado en tela y foami llevó a esta joven talentosa a no ‘arrugarse’ en esta pandemia y por el contrario, decidió salirle al corte al emprendimiento.

La habilidad, que la comenzó a desplegar a los 13 años, la encaminó a hacer figuras idénticas de personas llamativos de la industria comercial y así busca la manualidad perfecta a la luz de los ojos.

“Desde muy niña me gusta idear todo tipo de manualidad; es algo que le irradia alegría. Los personajes infantiles son una expresión colorida que le fascina y ahora, con más tiempo, mi motivación es la misma a la de mis clientes que solicita tener un personaje de su infancia, algún recuerdo y eso para mí es algo lindo, poder complacerlos”. expresó Diana.

Cuenta que hace dos años atrás varios colegios y jardines la contrataban para la elaboración de temáticas con material didáctico y la decoración de sus aulas.

También se lucía en fiestas y cumpleaños, donde buscaba el adorno perfecto para la escenografía que la contrataran.

“Se hacían varios trabajos, muchos me decía que de lujo, pero llegó la pandemia y se nos ‘acabó la fiesta’. Esto no fue impedimento y seguimos adelante. En mi casa coloqué mi pequeño taller y decidimos impulsar este nuevo producto, elaborado a mano, con pliegos coloridos, fibra siliconada y un poco de ingenio”, dice Diana, de tan sólo 35 años.

Cada muñeco tiene aproximadamente 35 centímetros de alto y su precio oscila entre 30 y 40 mil pesos.  

“Este es mi arte. Mi esposo mi mayor consejero y el voz a voz para mis clientes. Mi hija  es mi publicista y la que me ayuda en redes sociales a darle ‘movimiento’ a estos trabajos. Así nos movemos en mi hogar, aprendiendo cada día con talleres de artesanas de Brasil y buscando siempre la perfección”, concluye.

Más de Así pasó

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias