fbpx
Connect with us

Q'hubo Bucaramanga

Tensión y zozobra cuando hay movilizaciones en Bucaramanga y el área

Así pasó

Tensión y zozobra cuando hay movilizaciones en Bucaramanga y el área

La comunidad del sector es la más preocupada porque no saben a quién acudir frente a esta problemática social.

En violencia se ha convertido el desenlace de las marchas cada vez que se programan jornadas en la tarde y más, cuando su destino es culminar en los alrededores de la Universidad Industrial de Santander.

Lo ocurrido la noche del pasado miércoles dejó 30 heridos en los enfrentamientos entre la policía y los jóvenes.

Los lesionados presentan afectaciones de bombas molotov, incendiarias, objetos contundentes, proyectiles no identificados y granadas aturdidoras; entre los afectados, un agente del Esmad a quien le lanzaron una bomba molotov con una arandela que le quedó incrustada en el cuello.

De acuerdo con las autoridades, el patrullero se encontraba en inmediaciones de la Universidad Industrial de Santander, UIS, conteniendo los disturbios que protagonizaron un grupo de manifestantes.

“Todos debemos rechazar y condenar como sociedad el actuar de un grupo de manifestantes que atentó contra la vida de tres personas de la Policía en inmediaciones de la UIS. Agradecemos al HUS por su intervención por su oportuna atención médica a nuestros policías, por salvarles la vida”, manifestó el Brigadier General, Javier Martín, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Atacan y defienden

Según el secretario del Interior, José David Cavanzo, todos estos actos son de rechazo, porque se pasa de marchas pacíficas a intentos de destrucción, vandalismo y violencia.

“Esto ya está desdibujando las marchas, ya es vandalismo y lamentablemente resultan heridos. Estamos investigando para dar con los responsables de estos hechos”.

“La violencia no nos va a llevar a ningún lado. Quienes están en la UIS estaban preparados, al parecer, para hacer daño y lastimar”, aseguró el funcionario.

Leonardo Jaimes de Equipo Jurídico Pueblos, manifestó que el Esmab atacó con toda la fuerza a los jóvenes que tuvieron que encerrarse en la Universidad industrial de Santander para poder contrarrestar esta arremetida.

Agregó que el ataque provenía de tanquetas del Esmad y de la Policía, que  por más de 15 calles  venían disparando gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

Para Yeni Mariño, universitaria y miembro del Comité Departamental del Paro, las jornadas de marchas se hacen de forma pacífica, masiva y cultural.

“Lamentamos los últimos hechos. Esto no le aporta nada al Paro Nacional, por el contrario los jóvenes se han movilizado para pedir condiciones de empleo y en el tema local, a los gobernantes que revisen sus planes de desarrollo y que le aseguren un futuro mejor a los jóvenes”.

¿Qué dice la comunidad?

Los pocos comerciantes que hay en la zona están de brazos cruzados porque no saben a quién pedir ayuda.

Lo mismo acontece con los habitantes de los barrios La Universidad, San Alonso, Mutualidad, Comuneros y San Francisco, quienes desde hace 40 días viven desesperados porque cuando hay disturbios les toca encerrarse y esperar el amanecer del siguiente día para ver los destrozos de sus viviendas.

“Es lo mismo de siempre. Ayer acabaron el cajero del Davivienda de la carrera 27. Ya la gente está cansada y es muy delicado el tema. Ahora se citan cada tres días para no desgastarse. Cuando en el día hay gente alrededor de la UIS, colocando barreras, ya se sabe que la noche va a hacer turbia. Aquí no hay quien dé solución al tema”, manifestó Alfonso, presidente de la JAC del barrio San Alonso.  

Ofrecen recompensa

La Policía anunció el pago de una recompensa de hasta $20 millones a quienes brinden información que conduzca a la identificación y captura de los implicados en la agresión a los tres policías la noche del miércoles.

Quienes tengan información pueden suministrarla a línea 3143600387 o al correo electrónico mebuc.sijin@policia.gov.co, canales directos de comunicación con los ciudadanos para garantizarles absoluta reserva.

Más de Así pasó

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias