Publicidad

El día que un bombero de Piedecuesta salvó a un colegio religioso

El comandante Rafael Herrera lleva 20 años al servicio del Cuerpo de Bomberos de Piedecuesta y hace una semana dejó atónito a su rescatado.

Rafael Herrera Jaimes, comandante del cuerpo de bomberos de Piedecuesta, lideró las operaciones de rescate durante los recientes incendios que amenazaron residencias, veredas e incluso un colegio.

Con más de 20 años de experiencia como bombero voluntario y cinco años al frente del Cuerpo de Bomberos de Piedecuesta, Rafael ha dedicado su vida a la vocación de servicio comunitario y ha asumido un papel destacado en la causa ecológica en su localidad.

El pasado sábado 20 de enero, alrededor de las 10:30 de la mañana, la intensidad desmedida del fenómeno de El Niño provocó un grave incendio en la vía Piedecuesta-Bucaramanga, que se extendió por más de un kilómetro, afectando incluso las instalaciones del Colegio Saucará.

El equipo de bomberil logró controlar la emergencia en la institución educativa alrededor de las 7:00 de la noche. Gracias a la correcta coordinación del equipo liderado por Herrera Jaimes, se logró prevenir la explosión de una pileta de gas de más de 1000 litros.

Después del incidente, los directivos del Saucará expresaron su agradecimiento por la impecable labor realizada por el comandante Herrera Jaimes. Durante una última conversación, le preguntaron sobre su afiliación religiosa.

«Soy de izquierda y vegetariano», respondió con suma sinceridad y cierta picardía el experimentado bombero, dejando perplejos a los directivos del colegio, perteneciente a la obra de Dios fundada por Escrivá de Balaguer. Él relata que los funcionarios no podían creer que un comunista les hubiera salvado el colegio.

Sin embargo, más allá de lados y orientaciones, el comandante insiste en que se deben generar acciones pedagógicas contra la quema de la naturaleza por parte de la sociedad en general. Acciones que lejos de responder a alguna agenda política, son prioridad ya que según sus años de experiencia, buena parte de los desastres ambientales son por causa de la irresponsabilidad e ignorancia humana.

El comandante Herrera posee doble formación profesional: Ingeniería Industrial y Derecho ambas en la Universidad Industrial de Santander (UIS). Pero hace 5 años se dedica exclusivamente a apagar incendios de todo tipo. /FOTO: SUMINISTRADA.

Y cierta razón tienen quien arriesga su vida todos los días para acabar con el fuego, porque a finales de noviembre de  2021, el Gobierno, por medio de su estrategia a 2050, estimó las posibles consecuencias económicas a mitad de siglo.

En esta información se advirtió que, de no detenerse, ni disminuir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, Colombia perdería entre 4,33 y 4,54 billones de pesos anuales en el periodo 2040-2070. La pérdida por incendios forestales, para este periodo, rondaría en los 2,76 billones.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad